1-¿Qué es la compensación económica?

Es el monto en dinero que uno de los cónyuges debe pagar al otro que no pudo desarrollarse en el mundo laboral por dedicarse al cuidado del hogar común y a la educación y crianza de los hijos.

2-¿La Compensación económica es una indemnización?

Bajo ninguna circunstancia. Toda indemnización tiene como fundamento esencial reparar un daño, y ese no es el objeto de la compensación económica, debido a que la dedicación a la vida en familia no puede significar ningún tipo de perjuicio.

3-¿Cuándo procede la compensación económica?

Procede una vez finalizado el vínculo matrimonial, ya sea por divorcio o nulidad.

4-¿A quién beneficia? ¿Al marido o a la mujer?

La compensación económica beneficia al cónyuge más débil que no pudo desarrollar una actividad profesional en la medida que quería y/o podía por estar al cuidado del hogar y a los hijos, independiente si es el marido o la mujer.
5-Si los cónyuges están casados en sociedad conyugal, ¿qué ocurre con la compensación económica?

La compensación económica procede siempre, con independencia del tipo de régimen patrimonial que tengan los cónyuges, ya sea Sociedad Conyugal, Separación de Bienes o Participación en los Gananciales.

6-¿Cuáles son los requisitos que se exige para que proceda la compensación económica?

1) Que uno de los cónyuges se consagre al cuidado del hogar y a la crianza de los hijos.
2) Que producto de lo anterior, no haya podido desempeñar una trabajo remunerado en la medida de lo que quería o podía.
3) Lo anterior debe provocar un menoscabo económico (en ningún caso perjuicio).
-Si el potencial cónyuge beneficiario de la compensación económica fue infiel, y con ello acarrea el fin del matrimonio por divorcio, ¿procede la compensación económica?

Sí, pero con rebajas. De todas formas, el juez está facultado para excluir el derecho a compensación económico en un caso como este.

7-¿Qué factores se tienen en consideración para fijar el monto de la compensación económica?

1) La duración del matrimonio.
2) La duración de la vida en común: suele suceder que los cónyuges dejan de vivir juntos por años aún manteniendo el vínculo matrimonial.
3) Buena o mala fe.
4) Edad y estado de salud del cónyuge beneficiario.
5) Situación en materias de beneficios previsionales y de salud.
6) Calificación profesional.
7) Posibilidad de acceder al mercado laboral.
8) Colaboración que hubiere prestado al desarrollo profesional y económico del otro cónyuge.

8-¿Quién puede determinar la procedencia y el monto de la compensación económica?

En primer lugar, la ley faculta a los cónyuges para que de común acuerdo regulen esta materia. De no haber acuerdo o en caso de desconocer la existencia de este derecho, le corresponde al juez determinar su procedencia y monto, además de informar a los cónyuges de la posibilidad de pedir la compensación económica.

9-Se fija el monto de la compensación económica, ¿cómo se paga?

La ley entrega ciertos criterios para la forma de pago, a saber.

1) El pago de una suma de dinero, de una vez o en cuotas reajustables en un plazo determinado por el juez.
2) Constitución de derechos de usufructo, uso o habitación de bienes que sean de propiedad del cónyuge deudor de la compensación económica.

10-¿Se puede modificar el monto, si cambia la situación de los cónyuges?

No, una vez determinada la procedencia y monto de la compensación, ésta no puede modificarse.

11-La obligación de pagar la compensación económica, ¿pasa a los herederos?

Sí, esta obligación, al ser un derecho personal, es transferible y transmisible.

12-¿Se puede renunciar a la Compensación Económica?

Sí, los cónyuges pueden renunciar libremente a la compensación económica.

Publicado en por admin | 1 Comentario